Trabajar sin perder los principios